La Cena de Burns

The Burns Night o Burns Supper, es una tradición que se celebra en Escocia cada 25 de enero en la que se recuerda el cumpleaños de Robert Burns, un influyente poeta que escribió tanto en inglés como en su nativo escocés, autor de Auld Lang Syne, su poema más famoso que se utiliza como himno de despedida en muchos países angloparlantes.

La Cena de Burns reúne a los escoceses de cualquier rincón del mundo en una velada que incluye discursos, recitales, gaitas y comida tradicional. Esta celebración puede ser un encuentro informal entre familia y amigos, lo que se traduce en salir a comer a restaurantes o celebrar en un pub, aunque la forma tradicional implica una ocasión solemne divida en pasos establecidos y curiosos rituales. Eso sí, lo que nunca varía en esta fiesta son dos cosas: el whisky y el haggis.

Para comenzar, el anfitrión da un discurso de bienvenida y procede a bendecir la mesa al estilo Burns. Luego se sirve la comida que generalmente se inicia con una sopa como el cock-a-leekie (sopa de puerro y papa) o Scotch broth (caldo escocés). Posteriormente llega el plato más importante, el famoso Haggis, momento en que los comensales se ponen de pie y la gaita da la bienvenida a este particular alimento, un enorme embutido típico de Escocia. En este momento el anfitrión recita la “Oda al Haggis” que Robert Burns dedicó al embutido. Pero esta curiosa veneración a un alimento no termina aquí, ya que mientras se recitan los versos, se parte oficialmente el haggis con un cuchillo para que los comensales puedan degustarlo. 

Luego de la cena, los invitados siguen homenajeando al autor cantando sus canciones y recitando sus poemas. Por último, se realiza el brindis final donde los hombres presentes dedican algunas palabras a las mujeres. En décadas anteriores, les agradecían por haber preparado la cena, pero en la actualidad, se trata más bien de una apreciación a la mujer como género. Normalmente es algo gracioso y picarón, a lo que las damas tienen la oportunidad de contestar en su defensa.

Si tienes la oportunidad de estar en Escocia durante el mes de enero, entonces no dejes de celebrar esta particular tradición. Muchos restaurantes y pubs organizan la Noche de Burns, aunque menos ceremoniosa, igualmente entretenida.